ACTUALIZACIÓN DE ENTRADAS: La religión grecorromana. - (19-I-2017)

La Guerra de Sucesión Española y los Borbones ilustrados


“Considerando haber perdido los reinos de Aragón y Valencia, y todos sus habitantes, por la rebelión que cometieron, faltando enteramente al juramento de fidelidad que me hicieron como a su legítimo Rey y Señor, todos los fueros, privilegios, exenciones y libertades que gozaban y que con tan liberal mano se les habían concedido, así por mí como por los reyes mis predecesores, [...] añadiéndose ahora la circunstancia del derecho de conquista que de ellos han hecho últimamente mis armas con el motivo de su rebelión, y considerando también que uno de los principales atributos de la soberanía es la imposición y derogación de las leyes [...]. He juzgado conveniente, así por esto como por mi deseo de reducir todos mis reinos de España a la uniformidad de unas mismas leyes, usos, costumbres y tribunales, gobernándose igualmente todos por las leyes de Castilla, tan loables y plausibles en todo el Universo, abolir y derogar enteramente todos los referidos fueros y privilegios [...] hasta aquí observados en los referidos reinos de Aragón y Valencia, siendo mi voluntad que estos se reduzcan a las leyes de Castilla y al uso, práctica y forma de gobierno que se tienen y se han tenido en ellas y en sus tribunales sin diferencia alguna en nada, pudiendo obtener por esta razón igualmente mis fidelísimos vasallos los castellanos, oficios y empleos en Aragón y Valencia de la misma manera que los aragoneses y valencianos han de poder en adelante gozarlos en Castilla sin ninguna distinción.” Primer Decreto de Nueva Planta, 29 de junio de 1707.

Luis XIV y la Guerra de Sucesión Española


“Artículo 1. Habrá entre sus majestades, sus herederos y  sucesores, señoríos y vasallos en cualquier parte del mundo que sea, una unión, amistad y alianza general y perpetua [...]. Artículo 2. En virtud del presente tratado sus dichas Majestades se constituyen garantes recíprocamente de todos los reinos, estados y señoríos, así dentro como fuera de Europa [...] si alguna de sus dichas Majestades fuese atacado, turbado o insultado por cualquier potencia o bajo cualquier pretexto que sea, promete y se obliga a otro a obtener su aliado una justa, pronta y debida satisfacción, sea con oficios o con socorros de todas sus fuerzas y en caso de necesidad aún de hacer la guerra al agresor; prometiendo en tal caso no dejar las armas y no entrar en ninguna negociación de ajuste que no sea de común consentimiento y recíproca satisfacción de los dos reyes”. Tratado de El Escorial de 1733 (Primer Pacto de Familia).
"[...] Ninguna persona de cualquier calidad, condición y estado que sea, pueda usar en ningún paraje, sitio o arrabal de esta Corte y reales sitios ni en sus paseos o campos fuera de su cerca el citado traje de capa larga y sombrero redondo para el embozo; pues quiero y mando que toda la gente civil y de alguna clase, en que se entiende, todos los que viven de sus rentas o haciendas o de salarios de sus empleos o ejercicios honoríficos y otros semejantes y sus domésticos y criados que no traigan librea de las que usan, usen precisamente de capa corta (que al menos les falte una cuarta para llegar al suelo) o de redigot o de peluquín o pelo propio o sombrero de tres picos, de forma que de ningún modo vayan embozados ni oculten el rostro; y por lo que se refiere a los menestrales ya todos los demás del pueblo (que no puedan vestirse de militar), aunque usen de la capa sea precisamente con sombrero de tres picos o montera de las permitidas al pueblo ínfimo y más pobre o mendigo, bajo la pena por primera vez de seis ducados y doce días de cárcel, por la segunda doce ducados o veinticuatro días de cárcel [...]". Bando de Esquilache, 1766; [que propiciará el famoso Motín].


 
Esquemas instituciones y políticas de la Monarquía Hispánica de los Borbones

“No tiene duda que, como he dicho, uno de los mayores males que padecemos es la desigual repartición de las tierras y que las más de ellas están en pocas manos; es constante que esto perjudica a la agricultura y al Estado; que lo que conviene es que haya muchos vasallos ricos y bien estantes y no que en pocos se reúnan inmensas fortunas y que este axioma de buena política se acomoda con más propiedad a los labradores que cultivan un terreno inmenso. […] que la demasiada extensión de la labranza previene que las tierras se cultiven mal y que no se cultiven todas, pues el mismo terreno que, puesto en muchas manos, se sembraría todos los años, se estercolaría, se araría bien y, por fin, se escardaría, reducido a uno solo queda en la mayor parte inculto y el que se labre es de un modo imperfecto y defectuoso.” Informe Olavide sobre la Ley Agraria, 1768.
“Conceder el derecho de transmitir su fortuna a una serie infinita de poseedores; abandonas las modificaciones de esta transmisión a una sola voluntad, no solo con independencia de los sucesores sino también de las leyes; quitar para siempre a la propiedad la comunicabilidad y la transmisibilidad, que son sus dotes más preciosas, librar la conservación de las familias sobre la dotación de un individuo en cada generación y a costa de la pobreza de todos los demás, y atribuir esta dotación a la casualidad del nacimiento, prescindiendo del merito y la virtud, son cosas no solo repugnantes a los dictámenes de la razón y a los sentimientos de la naturaleza sino también a los principios del pacto social y a las máximas generales de la legislación y la política”. JOVELLANOS, M. G. de (1795): Informe en el expediente de la ley agraria.
"La Sociedad Económica ha de ser compuesta, para que pueda ser útil, de la nobleza más instruida del país. Ella es la que posee las principales y más pingües tierras y tiene el principal interés en fomentar la riqueza del pueblo, cuya industria dé valor a sus posesiones [...]. La agricultura, la cría de ganado, la pesca, las fábricas, el comercio, la investigación en su mayor aumento, en cuanto a las reflexiones científicas de propagar estos ramos, deben formar la ocupación y el estudio de las Sociedades Económicas de Amigos del País". CAMPOMANES, P. R. de (1774): Discurso sobre el fomento de la industria popular.
“La verdadera causa por la cual no hay fábricas florecientes en España, y por la que se han extinguido de dos siglos hacia aquí más de la mitad, nace verdaderamente de la tenacidad con la que se oprime la libre circulación de los productos de la agricultura y su justa estimación, cosa que es causa del empobrecimiento general”. CAMPOMANES, P. R. de (1774): Memorial ajustado.
“Declaro que no sólo el oficio de curtidor, sino también los demás artes y oficios del herrero, sastre, zapatero, carpintero y otros a este modo son honestos y honrados: que el uso de ellos no envilece la familia ni la persona del que lo ejerce¸ ni la inhabilita para obtener los empleos municipales [...] y que tampoco han de perjudicar las artes y los oficios para el goce y prerrogativas de hidalguía [...]”. Real Cédula de Carlos III (1783).

¿Cómo llegaron los Borbones al poder? por Practicopedia.

"Mi propósito es persuadir la necesidad de la instrucción pública, y nada debo omitir de cuanto conduzca a él. Obsérvese que la utilidad de la instrucción, considerada políticamente, no proviene de la suma de conocimientos que un pueblo posee, ni tampoco de la calidad de estos conocimientos, cuanto de su buena distribución. Puede una nación tener algunos, o muchos y muy eminentes sabios, mientras que la gran masa de su pueblo yace en la más eminente ignorancia, ya se ve que en tal estado, la instrucción será de poca utilidad, porque siendo ella hasta cierto punto necesaria a todas las clases, los individuos de las que son productivas y más útiles serán ineptos para sus respectivas profesiones, mientras sus sabios compatriotas se levantan a las especulaciones más sublimes. Y así vendrá a suceder que, en medio de una esfera de luz y sabiduría, la agricultura, la industria y la navegación, fuentes de la prosperidad pública, yacerán en las tinieblas de la ignorancia. Mallorquines, si deseáis el bien de nuestra patria, abrid a todos sus hijos el derecho de instruirse, multiplicad las escuelas de primeras letras; no haya pueblo, no haya rincón donde los niños, de cualquier clase y sexo que sean, carezcan de este beneficio; [...]. Nada es más constante ni acreditado por la experiencia que la viveza con que se imprimen en nuestros ánimos las ideas que se les inspiran en la niñez, y la facilidad con que las reciben, y la tenacidad con que conservan nuestra memoria cuando se les presenta en esta tierna edad [...]. Donde apenas es conocida la propiedad pública, donde la propiedad individual está acumulada en pocas manos y dividida en grandes suertes, y donde el cultivo de estas suertes corre a cargo de sus dueños, ¿a qué podrá aspirar un pueblo sin educación, sino a la servil y precaria condición de jornalero?. Ilustradle, pues, en las primeras letras y refundid en ellas toda la educación que conviene a su clase [...]. Abridle así la entrada a las profesiones industriosas y ponedle en los senderos de la virtud y de la fortuna". JOVELLANOS, M. G. de (1811): Memoria sobre la Educación Pública.


El Siglo XVIII. Los Borbones from smerino

ENLACES DE INTERÉSLa Guerra de Sucesión Española por Wikipedia; Artehistoria; y Gran Enciclopedia Aragonesa; y varios Artículos referentes a la Guerra y la batalla de Almansa.
Entrevista al historiador J. Albareda acerca su libro La guerra de sucesión española.
Los Borbones del s. XVIII, por J. L. de la Heras de Universidad de Salamanca; y J. Pérez del IES Lacimurga. Felipe V por Biblioteca Virtual Miguel de Cervantes, Wikipedia y ArteHistoria; Luis I por Wikipedia y Va de HistoriaFernando VI; Carlos III por WikipediaBiblioteca Virtual Miguel de Cervantes; y Carlos IV por WikipediaBiblioteca Virtual Miguel de Cervantes.
LEÓN LÓPEZ, V. (1990): "La dimensión civil de la Guerra de Sucesión española en la historiografía actual", Cuadernos de Historia Moderna, nº 10, Universidad Complutense.
Reformas borbónicas por Wikipedia.
Manufacturas Reales por Wikipedia y ArteHistoria. Real Fábrica de Hilados y Tejidos de Algodón de Ávila y Real Fábrica de Cristales de La Granja de San Ildefonso.
Documentales "La nueva España de los primeros Borbones" y "Carlos III y sombras del Reformismo ilustrado" de la serie Memoria de España; "Felipe V", "Fernando VI", "Carlos III" y "Carlos IV" de la serie Reyes de España"La Ilustración y las mujeres" de la serie Mujeres en la Historia; y "Poder contra verdad"; y vídeos "La Guerra de Sucesión Española""Europa tras el tratado de Utrech" y "Las reformas borbónicas en México".
Podcast de Pasajes de la Historia de J. A. Cebrián "Blas de Lezo", "Carlos III y María Amalia de Sajonia" y "Marqués de Esquilache"; de Luces en la oscuridad de Punto Radio "La Guerra de Sucesión Española y el 11 de septiembre de 1714"; de Ser Historia de Cadena Ser "Felipe V"; de Histocast "Guerra de sucesión española"; de Memorias de un tambor "La Luisiana Española""El motín de Esquilache"; y "Felipe V - Archiduque Carlos de Austria" de la serie Vidas cruzadas.
Juego de mesa "Zaragoza 1710".
Cine: Esquilache (1989).
GARCÍA SEBASTIÁN, M. y GATELL ARIMONT, C. (2008): Demos 4, Castilla y León [texto impreso]: Ciencias Sociales, historia: Educación secundaria, cuarto cursoVicens Vives, Barcelona, p. 18.