ACTUALIZACIÓN DE ENTRADAS: La religión grecorromana. - (19-I-2017)

El caballero medieval


Les gusta oír y escuchar a los hombres de pro hablar de acciones militares, y les gusta ver a los caballeros con sus armas, y disfrutan mirando las finas monturas y los caballos de carga. GEOFFROI DE CHARNY (1350): Libro de caballería.
Sus bacinetes lucía bruñidos y radiantes, resplandeciendo a la luz del sol; sus lanzas, sus pendones y sus escudos iluminaban los campos a su paso. Sus mejores y más relucientes estandartes, sus caballos de mil tonalidades, sus escudos de armas de diversos colores, y sus túnicas blancas como la harina, los hacía parecer resplandecientes cuales ángeles del Reino de los Cielos. BARBOUR, J. : The Bruce.


[en construcción]

 
Evolución y partes de la armadura medieval


Casi todas sus armaduras se caracterizan por tener una coraza y una cota de malla de acero, piezas de hierro para proteger los brazos, los muslos y las piernas; también llevaban sólidas dagas y espadas; todos tenían venablos, que desmontaban para utilizarlos. VILLANI, FILIPPO (1364): Crónica.
Debes buscar siempre los huecos en la parte superior, más que en la parte inferior, y asestar mandobles o estocadas por encima de la empuñadura del rival con gran velocidad y habilidad. Siempre tendrás mejor oportunidad buscando espacios sobre la empuñadura del rival que por debajo de aquella, y al mismo tiempo tu esgrima será siempre mucho más segura para tu propia integridad. DÔBRINGER, H.: Libro de combate.

Discurso de Enrique V de K. Branagh

La orden de caballería es mucho más noble y digna de elogio de lo que la imaginación puede suponer; y ningún caballero debería de sufrir en su interior por si fue antes notado de cobardía, o de cualquier otra acción villana y repugnante. Antes al contrario: cuando un caballero se baja la visera del yelmo, debería de ser tan audaz y feroz como el león que avista a su presa. JUAN I de PORTUGAL (1385).

Y para todos aquellos toman votos de armas más para ganar la gracia de Dios y por la salvación del alma que para alcanzar la gloria en este mundo, sus nobles almas se sentarán en el Paraíso por toda la eternidad. GEOFFROI DE CHARNY (1350): Libro de caballería.
En esta fiesta, el rey ordenó algo nuevo e inusual para la Corona: escogió a sesenta de sus barones y caballeros, quienes juraron fe y hermandad al dicho rey, bajo ciertas reglas que regirían su vida, sus actividades y sus vestimentas [...] y se llamó la Sociedad del Nudo. VILLANI, MATTEO (1352): Crónica.
Y fueron llamados "caballeros de la Banda", y tenían una regla a seguir entre ellos llena de buenos propósitos, que estaban todos relacionados con los preceptos de la caballería. Y cuando investían con la banda a un caballero, le hacían jurar y prometer que no revelaría los preceptos de caballería que estaban escritos en su regla. CRÓNICA DEL REY DON ALFONSO EL ONCENO.

 Institución del Vasallaje

Yo, William Beler, he recibido del maestro Thomas de Usflete, escribano de la Gran Cámara del Rey, para el uso de Henry Le Vavasseur, para que fuese armado nuevo caballero, por orden del señor rey emitida por sello privada, los siguientes materiales para su cointesia o ajuar de caballero: 6 anas de tela de Tarso y 8 medidas de piel de ardilla para su pena, o hábito de caballero. Para la capa que llevará durante la vigilia, 4 anas de tela mezclada, de color marrón. Para sus dos casacas, 10 anas y media de tela verde y 10 anas y media de tela azul, 2 pieles de felpa y 2 pieles de ardilla, cada una de 6 medidas, y 2 capuchas de piel de marta de 4 medidas. Para su cama, es decir para su cobertor, 2 tiras de dorada de Meseneaux y una pieza de estambre de 24 anas, y para su tienda de campaña, 10 anas. MENESTRELLORUM MULTITUDO.

El guerrero y el caballero de Víctor Muñoz Gómez

MATERIAL COMPLEMENTARIO:
Podcast "Guerra medieval española" de Plaza de Armas.
FISHER, R. (1989): El caballero de la armadura oxidada; en pdf y audiolibro.
Cine: Los caballeros de la mesa cuadrada (1975), Excalibur (1981), Enrique V (1989), Los visitantes (1993), Destino de caballero (2001), El oficio de las armas (2001) y El reino de los cielos (2005).
PRESTWICH, M. (2011): Caballero, manual del guerrero medieval.